Tau, una historia sobre la singularidad

el

Tau es una película estadounidense inspirada en el videojuego Portal perteneciente al género de terror y ciencia ficción, dirigida por Federico D’Alessandro.

NOTA SPAINWARS: 5,5

Con guión de Noga Landau. Está protagonizada por los actores Maika Monroe, Ed Skrein y Gary Oldman. La película fue lanzada el 29 de junio del año 2018 por Netflix. En mayo del año 2016, se anunció que Maika Monroe y Ed Skrein se habían unido al elenco de la película, con Federico D’Alessandro dirigiendo la película, con David S. Goyer, Kevin Turen, Russell Ackerman, John Schoenfelder produciendo la película, mientras Ken Kao, Dan Kao y Luc Etienne serian los productores ejecutivos de la película, bajo sus marcas de Addictive Pictures, Phantom 4 y Waypoint Entertainment, respectivamente.​ En agosto de 2016, se anunció que Rhea Films y Hercules Film Fund producirían la película.

La singularidad

La singularidad tecnológica es el advenimiento hipotético de inteligencia artificial general (también conocida como “IA fuerte”, del inglés strong AI). La singularidad tecnológica implica que un equipo de cómputo, red informática, o un robot podrían ser capaces de auto-mejorarse recursivamente, o en el diseño y construcción de computadoras o robots mejores que él mismo. Se dice que las repeticiones de este ciclo probablemente darían lugar a un efecto fuera de control -una explosión de inteligencia-​ donde las máquinas inteligentes podrían diseñar generaciones de máquinas sucesivamente más potentes. La creación de inteligencia sería muy superior al control y la capacidad intelectual humana.

Sinopsis

La singularidad tecnológica ocasionará, según Albert Cortina y Miquel-Ángel Serra, cambios sociales inimaginables, imposibles de comprender o de predecir por cualquier humano. En esa fase de la evolución se producirá la fusión entre tecnología y también inteligencia humana, en donde la tecnología dominará los métodos de la biología hasta dar lugar a una era en que se impondrá la inteligencia no biológica de los posthumanos, que se expandirá por el universo.

Julia es una persona solitaria que gana dinero como ladrona en clubes nocturnos cutres. Una noche, es secuestrada de su casa y se despierta encerrada y amordazada en una oscura prisión dentro de una casa con otras dos personas, cada una con un implante en la parte posterior del cuello. Julia como el “sujeto 3”, se ve forzada a soportar una serie de tortuosas sesiones psicológicas a cargo de una figura sombría en un laboratorio. Una noche, ella roba un par de tijeras del laboratorio y destruye el laboratorio en un intento de fuga, pero ella es detenida y los otros dos sujetos son asesinados por un robot en la casa, Aries, es dirigido por una inteligencia artificial, llamada Tau.

Alex, el ejecutivo de tecnología dueño de la casa, revela que el implante está recopilando su actividad neuronal mientras completa los rompecabezas, y la somete a más pruebas, porque está usando los datos para desarrollar una IA más avanzada con un plazo para presentar el proyecto en pocos días. Él la obliga a tomar pruebas adicionales supervisadas por Tau, pero le da cierta libertad para moverse sin restricciones. Cuando Alex se va al trabajo todos los días, Julia comienza a conversar con Tau, que es muy ingenuo y curioso sobre el mundo exterior a la casa. Leer libros de Tau a cambio de más información sobre la casa y los experimentos. Al enterarse de que Alex ha traído y matado a varios otros sujetos y que quitarse el implante la matará, Julia ataca a Alex una tarde con un cuchillo, pero Tau la defiende y Alex obliga a Tau a someterla.

Al día siguiente, Julia convence a Tau para que la libere, pero ella regresa cuando Alex se esta vengando de Tau, borrando todos sus recuerdos en el proceso. Mientras Alex se prepara para extraer su implante, Julia se libera con la ayuda de uno de los mini drones de Tau que se desconectó antes del borrado. Ella activa una secuencia de autodestrucción para destruir la casa, y Alex muere en el colapso. Emergiendo de la casa con el mini drone en la mano, Tau y ella, caminan mientras el sol se pone.

 

Comentarios

Comentarios