Rumor: ¿Continuaciones de Alien Covenant canceladas por Disney tras la compra de la Fox?

el

Alien Covenant; Tras la estrepitosa metedura de pata en la Saga Star Wars, con el Episodio VIII, Disney continua su loca cruzada atacando a los fans del género de buena Ciencia Ficción. Aquellos que buscamos algo más que un Fast and Furious Millennial cada vez lo tenemos más crudo para ver buen cine de este género. El monstruoso ratón no tiene piedad con nada.

A pesar de sus intenciones de expandir la mitología detrás de la franquicia Alien, el veterano director británico Sir Riley Scott’ s, las dos entregas de su serie de prequeles a la clásica película de horror de ciencia ficción de 1979 Alien se han encontrado con opiniones polarizadoras de la crítica, los fans y el público en general. A pesar de que los aficionados han defendido los temas grandiosos detrás del Prometeo de 2012 y este verano Alien: Covenant, ha habido muchas críticas hacia la ejecución de ambas películas como la caracterización, la estructura narrativa y la representación del antagonista del título franquiciado, el Xenomorfo. Después de una actuación abrumadora en la taquilla mundial y siguiendo la estela de la compra monumental de los estudios y activos cinematográficos de Century Fox de Disney, fue sólo cuestión de tiempo antes de que el futuro de la franquicia Alien volviera a ponerse en tela de juicio.

Nosotros aquí en SpainWars.com estamos, por ahora, tomando este rumor con una alta dosis de sal. Sin embargo, si la noticia de la cancelación de Alien: Awakening se comprueba cierta, estamos seguros de que Disney no abandonará la franquicia por su pedigrí clasificado r. Teniendo en cuenta la inversión de los gigantes del estudio y el desarrollo de nuevas propiedades bajo los estandartes de Lucasfilm y Marvel Studios, estamos seguros de que pronto, o más tarde, Disney tomará la dirección de la franquicia Alien bajo seria consideración y no la diluirá en un sucio bodrio adolescente.

Alien: Covenant, más que rentable

Alien: Covenant fue una película estadounidense de terror y ciencia ficción de 2017 dirigida por Ridley Scott y escrita por John Logan y Dante Harper, basada en una historia de Michael Green y Jack Paglen. Es la secuela de la película de 2012 Prometheus, la segunda entrega en la serie de precuelas programadas de Alien y la sexta entrega general en la serie de películas de Alien, así como la tercera dirigida por Scott. La película está protagonizada por Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Danny McBride y Demián Bichir, entre otros; y sigue a la tripulación de una nave colonizadora que aterriza en un planeta desconocido y hace un descubrimiento aterrador.

Alien: Covenant tuvo su premier el 4 de mayo de 2017 en Londres, y fue lanzado el 12 de mayo de 2017, en el Reino Unido y el 19 de mayo en los Estados Unidos y en la mayoría del mundo. La película recibió una respuesta polarizante de las audiencias pero generalmente obtuvo revisiones positivas de los críticos, con muchos alabando el traer de vuelta el estilo del director Ridley Scott y elogiando la interpretación dual de Fassbender. La película ha recaudado un total mundial de $240.7 millones de dólares contra un presupuesto de producción de $ 97 millones.

Sinopsis

En el 2024, Peter Weyland, fundador y gerente general de la multinacional britanica Weyland Industries, activa un nuevo androide con inteligencia artificial. Weyland le pide que elija un nombre, a lo que el androide elige “David”, tras contemplar la escultura del David de Miguel Ángel. La alegria del magnate llega a su fin cuando el sintético cuestiona por qué su creador es un ser mortal y él un sirviente inmortal.

En el 2104, la nave colonial Covenant, con 15 tripulantes, 2000 colonos y 1140 embriones a bordo, se dirige al remoto planeta Origae-6, vigilados por el androide Walter. A siete años y cuatro meses de llegar a su destino, una onda de radiación neutrónica daña la nave. El caos de la que genera la tormenta en los sistemas eléctricos de la Covenant provoca la muerte del capitán Branson, 47 colonos y 15 embriones. Despues de despertarse y enterrar al capitán (lanzándolo al espacio), la tripulación detecta una señal de radio de origen humano procedente de un planeta cercano que aparentemente no tiene vida. En contra del criterio de Daniels, experta en terraformación, el capitán Oram, oficial ejecutivo de la nave, decide investigar. Daniels justifica su actitud debido a la incertidumbre que genera el aterrizar en un planeta de un sistema que nunca había sido detectado antes

Al llegar a la fuente de emisión, un equipo de exploración desciende a la superficie, mientras la Covenant permanece en órbita. Karine, la bióloga, establece una estación de estudio ecológico junto con la escolta del mercenario Ledward mientras el resto investiga el origen de la señal. Descubren la nave de los ingenieros que Elizabeth Shaw utilizó para escapar de LV 223, tras la destrucción de la Prometheus. Ledward y Hallet, son infectados por esporas, y aunque Karine intenta ayudar al primero, Faris los pone en cuarentena en la bahía médica del módulo de aterrizaje. Una pálida criatura desconocida, el Neomorfo, brota de la espalda de Ledward, y lo mata. A continuación, el Neomorfo ataca a Karine. Faris intenta salvar a Karine, pero se resbala con un charco de sangre, dandole tiempo a la criatura de atacarla a ella, desesperada, huye hasta la bahía de carga donde le dispara reiteradas veces al alienigena, fallando e impactando contenedores con material explosivo, haciendo estallar la nave.

Mientras el equipo de tierra es testigo de la explosión, Hallet comienza a convulsionar y otro Neomorfo sale desde su boca. Entrada la noche, ambos Neomorfos, ya de mayor tamaño, atacan al grupo, perdiendo al mercenario Ankor y Walter una de sus manos al defender a Daniels. Los mercenarios restantes logran matar a una de las criaturas y la otra escapa luego de ser ahuyentada por una bengala lanzada por un encapuchado desconocido que les pide que lo sigan.

El encapuchado resulta ser David, único superviviente de la Prometheus, que los lleva hasta una ciudad desolada. David revela que, cuando llegó al planeta con Shaw, la nave de los ingenieros descargó accidentalmente su carga de ánforas de líquido negro, un arma biológica, y mató a la población de ingenieros. En el caos que siguió, la nave se estrelló y Shaw murió en el impacto. El Neomorfo nacido de Hallet llega hasta la ciudad y decapita a la mercenaria Rosenthal mientras esta se aseaba. David lo sorprende y trata de domesticarlo, pero queda horrorizado cuando Oram lo mata. En venganza, David lo lleva a una cámara donde hay varios huevos. David confiesa que había estado realizando experimentos con el líquido negro para crear híbridos alienígenas. David infecta a Oram con un abrazacaras y, momentos después, éste muere al salir un xenomorfo de su pecho.

Tras descubrir el cuerpo mutilado de Elizabeth Shaw, Walter confronta a David, quien revela que bombardeó a la población del planeta con el líquido negro de forma deliberada, y mató a los ingenieros. David logra desactivar a Walter y secuestra a Daniels, con intención de utilizarla como “conejillo de indias” para sus experimentos, al igual que hizo con Shaw. Walter salva al equipo e intentan evacuar. El piloto Tennessee llega en otra nave para evacuar a los supervivientes. A medida que se aproximan a la Covenant, son atacados por el alien nacido de Oram, pero logran matarlo y escapar del planeta. Sin embargo, el xenomorfo nacido de Lope entra en la nave principal y mata a toda la tripulación, y deja a Daniels, Tennessee y Walter como únicos supervivientes, que consiguen expulsar al xenomorfo al espacio usando el muelle de terraformacion.

Con la nave a salvo, la tripulación vuelve a entrar en hibernación y reanuda su misión original. Cuando Walter la vuelve a poner en hibernación, Daniels le pregunta si le ayudará a construir una cabaña cuando lleguen a Origae-6. Al no entenderlo, Daniels se da cuenta de que Walter es David. Tras ello, Daniels queda inconsciente. David decide continuar sus experimentos usando a la tripulación de la Covenant como anfitriones. Se le ve colocando dos embriones de abrazacaras en el congelador, mientras suena La entrada de los dioses al Valhalla, de Richard Wagner, y envía un mensaje a la Tierra, firmando como Walter y diciendo que toda la tripulación, excepto Daniels y Tennessee, habían muerto por la onda de radiación.

 

 

 

Comentarios

Comentarios