Los Gusanos de Arena de Dune

En la novela y sus continuaciones reciben los nombres de Shai-Hulud, «hacedor», el «Viejo del Desierto», el «Viejo Padre Eternidad» y «Abuelo del Desierto». Al mismo tiempo, y dependiendo del tono o escrito con mayúscula, Shai-Hulud se refiere a la deidad del desierto de las supersticiones tribales fremen.

Los gusanos de arena alcanzan tamaños enormes (han sido registrados en el desierto profundo especímenes de 400 metros de longitud) y viven mucho tiempo, a menos que sean muertos por sus semejantes o terminen ahogados en agua, que es venenosa para ellos. Probablemente la mayor parte de la arena existente en Arrakis haya sido producida por la acción de los gusanos de arena.

Trucha de arena

La trucha de arena es el preestado de los gusanos de arena y nace del cuerpo de un gusano muerto.

Los fremen en especial los niños, las atrapan en en el desierto de Arrakis, donde al morderlas se puede absorber un líquido de exquisitas propiedades nutritivas y revitalizantes para el viajero de la arena.

En la cuarta novela de la saga, Dios Emperador de Dune, el personaje de Leto II, tras la transformación simbiótica de su físico sufrida al recubrir su cuerpo con truchas de arena, los vectores del gusano de arena de Arrakis, asume este atributo divino al convertirse en el único «gusano de arena» que sobrevive en Arrakis. Así, en el transformado Leto II se dan a la vez la figura del Emperador del Universo Conocido y la de Shai-Hulud, «El Gusano Que Es Dios».

Leto II Atreides sabía gracias a sus poderes prescientes, que ellas habían llegado a Dune traídas desde otro planeta, ya que su sola aparición en un mundo, por más húmedo que este fuera, significa la muerte de forma paulatina de su vegetación, y el inicio de la desertificación, ya que la trucha de arena prepara al planeta para su futura existencia como gusano.

Por último, es importante mencionar que tras la extinción del gusano de arena en los milenios de la Senda de Oro, la única forma de volver a la vida al Shai Hulud era eliminando al Dios Emperador, quien la contenía en su interior. Tras su muerte, las nuevas truchas de arena contenían una perla de la conciencia del tirano, las que posteriormente se transformaron en la nueva raza de gusanos que poblaron rakis (antiguo arrakis).

Pequeño hacedor de arena

El pequeño hacedor es un ser mitad planta, mitad animal, que vive en las arenas profundas y cuya forma adulta es el gusano de arena de Arrakis, Dune. Los excrementos del pequeño hacedor mezclados con agua forman la masa de preespecia. En este estado, la especia de Arrakis produce una característica «explosión» que permite el intercambio de los materiales de las profundidades con los de la superficie que se hallan sobre él. Esta masa, una vez expuesta al sol y al aire, se transforma en la preciada melange.

La Danza Ceremonial

En Dune: La Casa Corrino, casi al final de la novela, luego del nacimiento del hijo del duque Leto Atreides, Paulus Atreides (en honor a su padre muerto), se cuenta un breve pero detallado capítulo centrado en Arrakis, donde Liet-Kynes y sus compañeros precensian un extraño suceso, en el cual una docena de gusanos se juntan y comienzan a girar en círculos. Todos quedaron perplejos a la luz de las lunas, puesto que si dos gusanos se juntan pelean a muerte por territorio. De ellos resaltó un gusano, muy viejo, que al final terminó destrozándose y sus anillos quedaron esparcidos por las dunas, saliendo de su cuerpo Truchas de Arena. Los supersticiosos fremen quedaron impactados y creyeron que todo fue obra de los dioses, y que un extraño acontecimiento, un importante nacimiento que cambiaría el universo para siempre, acababa de empezar.

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: