Inicio LORE Ciencia Ficción La remesa mala en Disney+

La remesa mala en Disney+

36 minuto leer
0
511

Star Wars: The Bad Batch (Star Wars: La remesa mala en España y Star Wars: El Lote Malo en Hispanoamérica) es una serie animada estadounidense creada por Dave Filoni para el servicio de transmisión Disney+. Es parte de la franquicia Star Wars, actuando como una secuela y spin-off de la serie Star Wars: The Clone Wars. The Bad Batch es producido por Lucasfilm Animation, con Jennifer Corbett como guionista principal y Brad Rau como director supervisor.

Dee Bradley Baker da voz a los soldados clon de la serie, incluido el escuadrón titular de clones de élite con mutaciones genéticas. La serie fue ordenada oficialmente por Disney + en julio de 2020 como un spin-off de The Clone Wars, con Filoni, Corbett y Rau adjuntos.

La Fuerza Clon 99, conocida extraoficialmente como «La Remesa Mala» o «El Lote Malo», era un escuadrón de fuerzas especiales de comandos clon que estuvo activo durante las Guerras Clon. El escuadrón inicialmente consistía de cuatro comandos clon que fueron diseñados con mutaciones genéticas convenientes y estaban dirigidos por el Sargento Clon «Hunter», un clon con habilidades sensoriales mejoradas. Otros miembros del escuadrón incluían a «Crosshair», un clon con buena vista y puntería que le permitía sobresalir en tiroteos a larga distancia, «Wrecker», un clon imprudente con musculatura mejorada, y «Tech», un clon con capacidad mental e inteligencia mejorada. Después de la crucial Batalla de Anaxes, el Cabo Clon Comando Avanzado de Reconocimiento CT-1409 «Echo» se unió a la unidad.

Con la Proclamación del Nuevo Orden y el alzamiento del Imperio Galáctico desde el núcleo de la República, la Fuerza Clon 99 desertó con una infante llamada Omega, y el Almirante Wilhuff Tarkin ordenó que fueran perseguidos.

Origen y descripción general

«Unidad experimental Fuerza Clon 99, son clones defectuosos, con… mutaciones deseables.»
―Comandante Clon CC-2224 describiendo al Lote Mate

La Fuerza Clon 99 fue nombrada en memoria de 99,un clon de servicio de mantenimiento mal formado que murió mientras ayudaba a la defensa de Kamino de la invasión Separatista durante las Guerras Clon. La unidad se originó como una remesa de clones que nacieron con mutaciones genéticas «deseables» que los convertían en soldados superiores, como resultado de la manipulación genética. Estas mutaciones también tuvieron el efecto único de alterar su apariencia y voz en gran medida de los soldados clon regulares. Cada uno de los miembros adquirió ciertas habilidades únicas del equipo.

Mientras formaban parte del Gran Ejército de la República, se ganaron una gran reputación. Se sabía que tenían una tasa de éxito del cien por cien. El escuadrón trabajó junto con el Comandante Mariscal CC-2224 «Cody» en ciertas ocasiones, pero no se reportaba con nadie en particular. El grupo se refería con cierto desdén a los soldados normales como «regs». Según Wrecker, cualquier nave que estuvieran usando siempre era derribada cuando trabajaban junto a clones regulares.

Miembros

El Sargento Clon «Hunter» poseía un talento para el liderazgo y podía sentir los campos electromagnéticos emitidos por los droides, lo que se consideraba una habilidad invaluable ya que la Fuerza Clon 99 a menudo era enviada a misiones ultrasecretas y peligrosas. El líder del escuadrón se mostraba reacio a trabajar con soldados clon estándar, a quienes el escuadrón apodó «regs», ya que creía que solo interferirían con las tácticas de combate inusuales, pero efectivas, del escuadrón. «Crosshair» tenía una visión excepcional que era muy superior a la de un clon estándar, lo que le permitía derribar objetivos a distancias extremadamente largas. Aunque Crosshair estaba dedicado a sus camaradas como parte de la Fuerza Clon 99, tenía poca consideración por los clones regulares, a quienes consideraba prescindibles.

El miembro conocido como «Tech» era considerado el genio residente de la unidad, ya que era un experto hacker y solucionador de problemas que prefería una planificación inteligente en lugar de la fuerza bruta para derrotar a sus enemigos. Tech también era experto en descifrado, habilidades lingüísticas, tácticas militares e improvisación. «Wrecker» era el músculo del escuadrón gracias a su fuerza, y aunque tenía un humor negro, era profundamente leal a sus compañeros de escuadrón y otros que se ganaban su respeto. Un quinto miembro se unió a la unidad más tarde, cerca del final de las Guerras Clon. Este miembro era el rescatado Cabo Clon Comando Avanzado de Reconocimiento CT-1409 «Echo». Echo fue capturado por las fuerzas Separatistas durante la Batalla de Lola Sayu y se convirtió en un cíborg. Después de una victoria clave en Anaxes, Echo decidió unirse al escuadrón y fue equipado con su propia armadura única.

Equipamiento

Cada miembro del escuadrón tenía un ícono de calavera en su armadura de soldado clon, que podría verse como su logo extraoficial y ayudaba a diferenciar a los cinco de otras unidades clon. La Fuerza Clon 99 modificó una lanzadera de ataque clase Ómicron llamada Havoc Marauder, y la usó como su propia nave.

Historia

Las Guerras Clon

Insurrección en Yalbec Prime

«Perdón por la tardanza, comandante. Estábamos controlando una insurrección en Yalbec Prime cuando entró su mensaje. Tuvimos algunas complicaciones… inesperadas.»
―Hunter se disculpa con Cody por llegar tarde

Alrededor del 19 ABY] La Fuerza Clon 99 fue enviada a Yalbec Prime para controlar una insurrección. A mitad de la misión, recibieron comunicaciones de CC-2224 «Cody» convocándolos al planeta Anaxes para su próxima misión. Antes de que pudieran dejar el mundo, surgieron complicaciones cuando Wrecker cortó el aguijón de una reina yalbec con un vibrocuchillo, lo que provocó que varios machos yalbec intentaran aparearse con ellos. La Remesa Mala finalmente logró salir de Yalbec Prime y viajar a Anaxes.

Infiltrándose en el Cibercentro

«¿Cuáles son sus órdenes? ¿Qué los vayan eliminando uno por uno?»
«De hecho, estaba pensando en hacerlo a tu manera. Y los ataquemos de frente.»
«Me gusta tu estilo.»
―Hunter y Rex durante la Batalla de Anaxes

Luego de Yalbec Prime, el Lote Malo llegó a Anaxes y se unió a Cody, el Capitán Clon CT-7567, el Comando Avanzado de Reconocimiento CT-5597 y CT-6116 en una misión de infiltración a un Cibercentro Separatista. Durante su vuelo en una cañonera LAAT/i, fueron derribados por un par de droides araña enanos DSD1. Su nave se estrelló en un cañón y como resultado Cody quedó herido. Wrecker mostró su inmensa fuerza levantando los restos de la cañonera y recuperando a Cody. A medida que se acercaba un gran destacamento de droides, Hunter les dijo a sus tropas que ejecutaran el Plan 82. Wrecker levantó la puerta de la cañonera destrozada para usarla como escudo mientras los demás se cubrían detrás de él. Cargaron contra los droides, con Tech calculando ángulos para que Hunter lanzara granadas EMP al enemigo. Mientras cerraban la brecha entre ellos y las fuerzas, Wrecker arrojó los restos y el grupo entró en combate cuerpo a cuerpo. Una vez que los droides restantes fueron derrotados, acamparon y llamaron a una evacuación para Cody, con Kix permaneciendo con él para atender sus heridas.

Continuando hacia un puesto de avanzada cerca del Cibercentro, Hunter acordó aplazar a Rex para crear un plan, pero Rex decidió seguir sus tácticas de un asalto rápido, lo que complació a Hunter. Sin embargo, en ese momento, el Almirante Trench los había atrapado, enviando un pelotón de droides con un Transporte Multitropa para rodearlos. Los clones ejecutaron rápidamente su plan, con Jesse, Rex y Crosshair causando una distracción en el frente cuando Hunter, Wrecker y Tech entraron por la puerta trasera. Tech intentó hackear la puerta, pero el impaciente Wrecker utilizó la fuerza bruta para atravesarla. Los clones derribaron a todos los droides del interior, Crosshair disparó al comandante droide mientras se comunicaba con Trench, y Tech se conectaba a las computadoras. Cuando llegaron los refuerzos de Trench, Hunter, Wrecker y Jesse los detuvieron mientras Tech trabajaba con la supervisión de Rex. Los dos clones descubrieron que se estaba enviando una señal en vivo desde Skako Minor con el número CT del soldado clon «Echo», lo que llevó a Rex a creer que su amigo todavía estaba vivo.

Misión a Skako Minor

«Espero que nadie le tema a las alturas.»
«A mí no me da miedo nada. Solo, cuando estoy muy arriba, tengo un problema con la gravedad.»
―Anakin Skywalker y Wrecker en Skako Minor
Encuentro con los poletecs

Con la ayuda del Caballero Jedi Anakin Skywalker y Rex, la Remesa Mala fue enviada a Skako Minor, un planeta controlado por la Tecno Unión. Su misión era localizar a Echo y, si podían, rescatarlo. Viajaron al planeta pero tuvieron problemas para aterrizar debido a que se había acumulado una tormenta en su atmósfera.

Después de aterrizar, fueron atacados por tres poletecs, el líder y dos nativos de Skako Minor, montados en grandes reptiles llamados keeradaks. Skywalker fue luego secuestrado por uno de los líderes de los poletecs. Crosshair disparó un cable de remolque que se unió al keeradak que sostenía a Skywalker. Hunter agarró un extremo del cable y fue tirado del keeradak. Después de ser sacudido por los poletec, Hunter rastreó a Skywalker hasta la aldea poletec y llamó a los otros miembros. Una vez que llegó el resto del equipo, iniciaron un intento de rescate mientras intentaban no dañar a los nativos. Wrecker empujó una gran roca colina abajo hacia el valle para usarla como cobertura, ya que estaban intentando desarmar a los nativos. Crosshair disparó a la pierna del keeradak que todavía tenía cautivo a Skywalker, liberando al Jedi. Tomaron al líder de la tribu como rehén y con Tech traduciendo, se enteraron de la base de la Tecno Unión en el planeta.

Ingresando a Purkoll

Viajaron allí con exploradores proporcionados por los poletecs que les mostraron la base Separatista ubicada en la ciudad de Purkoll, elevándose por encima de las nubes sobre pilares altos y delgados. En ese momento, se reveló que Wrecker no era aficionado a las alturas. Tech perdió la señal de Echo, lo que llevó al equipo a preguntarse si toda esta operación podría ser una trampa. Después de resolver estos problemas, el equipo comenzó a infiltrarse en la base. Tras intentar ser sigiloso, el equipo recurrió a abrirse camino a través de muchos droides de combate aéreo serie D1. Luego, el equipo se dividió y comenzó a buscar en todas las puertas cercanas. Después de ser contactado por Wat Tambor, el capataz de la Tecno Unión, a través del sistema de comunicación de la base, Tech abrió la puerta de la habitación que almacenaba a Echo, permitiendo que Rex y él mismo pasaran mientras los demás mantenían a raya a varias oleadas de droides que intentaban detenerlos. Tras abrir la cámara de éstasis que almacena a Echo, Tech comenzó a averiguar cómo desconectarlo del sistema.

Escape de la ciudad
«¿Qué estás haciendo?»
«Le pongo fin al experimento científico de Tambor.»
―Anakin Skywalker y Wrecker antes de volar la cápsula de estasis

Cuando Echo fue liberado, estaba muy desorientado y ni siquiera podía recordar dónde estaba. Al comunicarse con Rex, admitió que todo lo que podía recordar era la Ciudadela. Tech siguió trabajando para retirara a Echo a medida que llegaban más y más droides. Hunter, Anakin, Crosshair y Wrecker se retiraron al interior y sellaron las puertas cuando se vieron rodeados. Wat Tambor llegó y preparó el diezmador, un droide prototipo que solo apuntaba a seres orgánicos. El diezmador comenzó a atravesar las puertas cuando Tech liberó a Echo de los cables que conectaban a su cámara de estasis. Echo le dijo al grupo sobre una escotilla en el techo, que conducía al sistema de enfriamiento de la computadora. Echo pudo abrir la puerta con su brazo cibernético. Para escapar por la escotilla, Wrecker usó su considerable fuerza para lanzar a sus compañeros soldados hacia la escotilla. Wrecker envió al resto del equipo a excepción de Anakin, quien saltó con la Fuerza. Wrecker luego arrojó detonadores termales en la cámara de estasis para poner fin al «pequeño experimento científico» de Tambor. A estas alturas, el diezmador había abierto una brecha en las puertas y sus tentáculos de energía comenzaron a desplegarse. Anakin levantó a Wrecker solo unos segundos antes de que los tentáculos de energía del diezmador lo atraparan. Las bombas de Wrecker luego explotaron, destruyendo el diezmador y derribando a Tambor al suelo.

El grupo se abrió paso a través de los sistemas de enfriamiento, donde Echo reveló que tenía un amplio conocimiento de la Tecno Unión. Le dijo al grupo que conocía una ruta de escape, pero de la que no sería fácil huir. Anakin aceptó el plan de Echo de cruzar una tubería muy delgada que conducía al hangar, donde planeaban robar una nave. Mientras caminaba sobre la tubería, Wrecker comenzó a entrar en pánico debido a su miedo a las alturas, pero Hunter pudo mantenerlo calmado. Sin embargo, cuando el escuadrón se acercó al final de la tubería, una fuerza de droides de combate aéreo serie D1 llegó a cada lado de la tubería. Tech usó una grabación que tenía de una llamada de keeradak de cuando atacaron al grupo anteriormente, usándola para llamar a los reptiles a su posición, que los llevaron a un lugar seguro. Los droides despegaron para perseguir a los clones en la aldea cercana. Al jefe le disgustó que hubieran regresado y llevado la guerra a la aldea. Entonces, los droides perseguidores restantes atacaron, y mientras varios de ellos fueron derribados, uno de ellos escapó y regresó a Purkoll e informó del paradero de los clones a Tambor. El capataz envió más droides Ala-D así como dos tri-droides Octuptarra para atacar la aldea y recuperar su «experimento».

Defendiendo el pueblo

Los nativos estaban enojados por haber roto su promesa, y Rex, convencido de que tenía razón, logró persuadir a los poletecs y mostrarles lo que la Tecno Unión había hecho con Echo. Los guerreros poletec y el equipo tomaron posiciones alrededor de la aldea cuando llegó el ejército. Skywalker, Crosshair y Echo tomaron posiciones en la cima de una gran torre de roca que se proyectaba sobre la aldea.

Cuando la primera oleada de droides Ala-D aterrizó en la aldea, primero la encontraron vacía. Skywalker hizo una señal para que comenzara el ataque y Wrecker comenzó la defensa enviando una roca rodando hacia la aldea, aplastando a varios droides. Los guerreros poletec cargaron contra la aldea, atacando a los droides. Mientras que muchos droides fueron destruidos, cayeron decenas de poletecs. Mientras la batalla continuaba, Hunter tomó prestado el cuchillo de combate de Wrecker para usarlo junto con el suyo, y Tech desplegó pulsos electromagnéticos contra los droides, a los que demostraron ser resistentes.

Mientras el grupo se preparaba para irse, el jefe les dijo que los Jedi siempre tendrían un aliado en Skako. Rex le aseguró a Echo que las cosas serían como en los viejos tiempos, pero Echo seguía sin estar seguro del futuro.

Victoria de la República en Anaxes

 

Era del Imperio

Tras participar en una batalla de la campaña de los Asedios del Borde Exterior, la Remesa Mala llegó a Kamino, donde vieron un holograma de la proclamación del Imperio Galáctico a cargo del Canciller Supremo Sheev Palpatine y conocieron a una niña llamada Omega, que sabía cada uno de ellos por su nombre. Mientras estaban en Kamino, el Almirante Wilhuff Tarkin sometió al escuadrón a un juicio, pero los consideró demasiado independientes. El Lote Malo decidió abandonar el Imperio, y Hunter le ofreció a Omega un lugar entre ellos. Ella estuvo de acuerdo, y el escuadrón huyó de Kamino.

Buscando un nuevo propósito ahora que las Guerras Clon habían terminado, el Lote Malo se dedicó al trabajo de mercenarios, pero entraron en conflicto con el Imperio, ya que Tarkin los había marcado como enemigos del recién creado estado. Durante la Era Imperial, el escuadrón se encontró con la mercenaria Fennec Shand, el antiguo rebelde de Onderon Saw Gerrera, zygerrianos, Saw Gerrera y Soldados de Escuadrón de Élite. También se reunieron con el Capitán Rex.

Entre bastidores

La Fuerza Clon 99, también conocida como «Remesa Mala» o «Lote Malo», fue creada para la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars. Apareció por primera vez en el episodio de la séptima temporada «El Lote Malo». Al creador de Star Wars, George Lucas, se le ocurrió la idea de la Remesa Mala, ya que quería explorar la idea de que había clones que eran un poco más únicos unos de otros y que eran como una unidad de fuerzas especiales de habilidades mejoradas.

La Fuerza Clon 99 estaba programada para aparecer en otro arco de la serie, pero el programa se canceló antes de que pudieran completarse los episodios. En el arco, los clones lucharon contra Babwa Venomor, un líder Separatista trandoshano. Un clip de uno de los episodios con los clones se mostró en la Celebration Anaheim en 2015, donde ocho kinrath atacaron al grupo en Kashyyyk, con todos los kinrath siendo asesinados.

 

Comentarios

Comentarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Ciencia Ficción
Comentarios cerrados

Mira además

Jupiter’s Legacy: Una mezcla acertada de Lovecraft y el universo DC más oscuro

Jupiter’s Legacy sigue la historia de los primeros superhéroes del mundo, que recibi…