La Ciudadela y los Maestres

el

Al parecer, sus orígenes son misteriosos, se atribuye la fundación de la Ciudadela al segundo hijo del rey Uthor del Faro, el príncipe Peremore el Deforme. Al nacer con un brazo atrofiado y la espalda torcida, el príncipe Peremore pasó postrado la mayor parte de su vida; sentía una gran curiosidad por el mundo, por lo que se rodeó de eruditos, sacerdotes, sanadores y bardos, además de magos, alquimistas y hechiceros. Tras su muerte, su hermano, el rey Urrigon Hightower, legó a “las mascotas de Peremore” un vasto terreno a las orillas del Aguamiel para que tuvieran un lugar para establecerse y seguir enseñando, aprendiendo y buscando la verdad.

La Casa Hightower jugó un papel fundamental en la fundación de la Ciudadela y continúan siendo grandes patrocinadores del conocimiento.

La Ciudadela es un conjunto de edificios en la ciudad de Antigua que sirven como cuartel general y centro de estudios de la orden de los maestres y es el lugar donde convocan asambleas y donde estudian y capacitan a los nuevos miembros. También es la residencia de los Archimaestres.

La Ciudadela se encuentra en el río Aguamiel, donde sus cúpulas y torres se alzan en ambas orillas, conectadas por puentes de piedra llenos de habitaciones y estancias. Las puertas están flanqueadas por una pareja de gigantescas esfinges verdes, con cuerpo de león, alas de águila y cola de serpiente. Una tiene rostro de varón y la otra de mujer.

Se conocen varias estancias, dentro de las que se encuentran:

  • Hogar del Escriba: dentro de la Ciudadela se encuentra el Hogar del Escriba. Allí, los antigüeños acuden para que los acólitos les escriban testamentos y les lean cartas. Los escribas esperan a los clientes en tenderetes al aire libre. En ellos se pueden comprar y vender libros. Algunos de ellos ofrecen mapas.
  • Atracadero de los Sollozos: en este atracadero se pueden tomar botes hacia la Isla Sangrienta. Es un viaje corto.
  • Tribunal del Senescal: ante el tribunal, los rectores castigan a los novicios y acólitos que comenten crímenes menores, como robar comida. Al otro lado de las puertas hay un vestíbulo con suelo de piedra y ventanas altas rematadas por arcos. Al fondo hay una tarima, donde un hombre recibe a todos aquellos que desean una cita con el Senescal.
  • Isla de los Cuervos y Grajal: la isla se une a la orilla este del Vinomiel por un destartalado puente levadizo de madera. En la isla se encuentra el Grajal, el edificio más viejo de la Ciudadela. Se dice que en la Edad de los Héroes era la fortaleza de un señor pirata que se quedaba cruzado de brazos y saqueaba los barcos que navegaban río abajo. Las paredes del Grajal están cubiertas de musgo y enredaderas. En el patio interior del edificio crece un arciano, en el que los cuervos descansan. La pajarera blanca está localizada en la torre oeste.

Sobre Los Maestres

Los maestres son eruditos, científicos, consejeros de la nobleza y, en ocasiones, pseudo-investigadores religiosos de lo oculto. Hombres de cualquier edad pueden entrenarse como maestres, mientras que las mujeres tienen prohibido unirse a la orden. Las familias nobles de Poniente algunas veces envían a sus hijos menores de la Ciudadela. Los maestres, como los hermanos de la Guardia de la Noche, son considerados sirvientes de Poniente y de su pueblo y, por principio, no tienen alianzas políticas. Luego de terminar sus estudios, el maestre es asignado a un castillo, fortaleza u otro sitio, permaneciendo leal a las personas del lugar como mentor, curandero y consejero, sin importar si el asentamiento cambia de manos. Por ello, el hombre que se gana su cadena se desprende del nombre de su familia y pasa a ser conocido por el título y su nombre de pila. En la práctica, algunos maestres mantienen antiguas alianzas y lealtades.

Archimaestre

El maestre que es percibido como maestro en su área de experticia es nombrado archimaestre, además de otorgársele una máscara, anillo o vara del metal al que corresponde su maestría. Por ejemplo, un archimaestre que se especializa en la crianza de cuervos tendrá una máscara, anillo o vara de hierro negro. Los archimaestres son miembros superiores de la orden y tienen derecho a un puesto en el Cónclave. El Cónclave es el cuerpo gobernante de la Ciudadela y es el mismo que elige al Gran Maestre. Todas las reuniones del Cónclave son confidenciales y se conducen a puerta cerrada.

Gran Maestre

El Gran Maestre es considerado un miembro superior de la orden y sirve como su representante ante el rey. Puede ser nombrado o depuesto sólo por el Cónclave. Tiene un puesto en el Consejo Privado y actúa como consejero del rey. El Gran Maestre usa varias cadenas de maestre entrelazadas para representar su poder, pero éstas no reflejan sus verdaderos estudios. Con frecuencia, estas cadenas poseen gemas incrustadas en los eslabones.

Senescales

Cada año es elegido un senescal de entre los archimaestres. Su tarea es el gobierno de la Ciudadela. Muchos archimaestres la consideran una tarea sin gratificaciones que los aleja de sus verdaderos cometidos.

La Ciudadela

La Ciudadela es una estructura impresionante en la ciudad de Antigua, considerada como el hogar de los maestres. En ella, los aspirantes a maestre estudian y llevan a cabo su entrenamiento. En la entrada se encuentran esfinges de mármol verde.

Tradiciones y Cultura

Los maestres comienzan su entrenamiento como novicios. Una vez que comienzan sus estudios y ganan maestría en un cierto campo, son puestos a prueba y, de aprobar, son recompensados con un eslabón de cierto metal que refleja sus habilidades y conocimientos. Un estudiante con un eslabón es conocido como acólito hasta que obtiene la cadena completa. Por tanto, para convertirse en maestre se necesita tener una cantidad de conocimiento y estudio extensivo, con el que poder ganar una cadena que se usará alrededor del cuello. Una vez la cadena está forjada, los acólitos juran sus votos para convertirse en maestres y pasan una noche de vigilia en la bóveda que contiene la Vela de vidrio negra. No se le permite llevar ninguna linterna u otra fuente de luz. A menos que pueda encender la vela, pasará la noche en total oscuridad.

La cadena

La cadena de eslabones significa que los maestres no se sirven a si mismos, sino que son sirvientes de todo Poniente. La cadena consiste de varios eslabones de distintos metales. Los maestres no se quitan la cadena nunca, ni siquiera para dormir. De acuerdo a fuentes semi-canónicas, es posible ganar varios eslabones del mismo metal.

Los metales incluyen:

  • Hierro negro (Crianza de cuervos)
  • Latón
  • Bronce (Astronomía)
  • Cobre (Historia)
  • Electrum u oro blanco
  • Oro amarillo (Economía)
  • Hierro (Ciencias de la Guerra)
  • Plomo
  • Acero pálido (Herrería)
  • Peltre
  • Platino
  • Oro rojo
  • Plata (Medicina y Curación)
  • Acero
  • Estaño
  • Acero valyrio (Magia y Ocultismo) – Sólo uno de cada cien tiene un eslabón de acero valyrio, pues el estudio de la magia es mal visto por la mayoría de los maestres. 

Prácticas

Los maestres se comunican por medio de cuervos mensajeros. Uno de sus deberes típicos es cuidar de estas aves. Una raza especial de cuervos blancos, más grandes e inteligentes del promedio, son mantenidos en la Ciudadela para comunicaciones importantes. Los maestres monitorean constantemente las estaciones; cuando una estación termina y otra se acerca, envían a los cuervos blancos con la noticia a través del reino. Los maestres también tienen habilidades en la astronomía; cuando el cometa rojo apareció durante los eventos de la Guerra de los Cinco Reyes, los maestres fueron los primeros en notarlo.

Comentarios

Comentarios