Harrison Ford y Ridley Scott y sus discusiones por Blade Runner 2049

el

Blade Runner 2049 es una película estadounidense de ciencia ficción de 2017 dirigida por Denis Villeneuve y escrita por Hampton Fancher y Michael Green. Ridley Scott ejerce como productor ejecutivo. Es la secuela de Blade Runner y en ella Harrison Ford repite su papel como Rick Deckard.

NOTA SPAINWARS: 8

Su estreno oficial fue en octubre de 2017 en 2D, 3D e IMAX 3D. Ryan Gosling interpreta el papel principal junto a Ford. Robin Wright, Dave Bautista, Sylvia Hoeks, Ana de Armas, Carla Juri, David Dastmalchian, Barkhad Abdi, Lennie James y Jared Leto desempeñan papeles secundarios.

Como todos hemos oído,  Ridley Scott esta en un lento y silencioso en el proceso de desarrollo de una de las secuelas más esperadas de la ciencia ficción,  Blade Runner . Desde que la noticia salió a Internet, todo el mundo se ha preguntado si Harrison Ford estaría o no dentro del proceso (Es como si el bueno de Harrison estuviera cerrando su ciclo vital final; paso con Indiana, paso con Star Wars y faltaba Blade Runner).

“Realmente admiro Ridley como hombre y como director, y estaría muy feliz de participar con él de nuevo en esta historia.” – Dijo Harrison al comienzo del proyecto. 

Eso no han pedido, encendidas discusiones entre ambos, por la forma y los términos en abordar esta magna obra, tan expuesta a las críticas de los fans más exigentes. Por tanto, hay dos corrientes de opinión; por un lado, los que piensan que Ridley se distanció finalmente del proyecto, por su dedicación absoluta a la última y esperada secuela de Alien, quedando en el rol de Productor en el nuevo Blade Runner y los que piensan que fue por estos encendidos debates y asegurar la presencia de Harrison.

La productora Alcon Entretainment, que adquirió los derechos de la cinta en marzo de 2011, confirmó el 17 de mayo de 2012 que la nueva entrega del clásico de ciencia ficción sería una secuela cuya acción tendría lugar varios años después del momento en el que transcurre Blade Runner. Ridley Scott dirigiría el filme, que no se centraría en el personaje de Harrison Ford, y negoció con el guionista de la cinta de 1982, Hampton Fancher, para que desarrollara el argumento de la secuela. El 9 de octubre de 2013, Harrison Ford confirmó que había mantenido las primeras conversaciones con Ridley Scott para retomar el personaje de Rick Deckard. Con antelación, el director dejó claro que le gustaría contar con Ford, pero sin que ello significara que la nueva Blade Runner fuera una continuación de las aventuras de Deckard, solo que sí le gustaría que apareciera en algún momento. Michael Green trabajó en el guion de la secuela de Blade Runner sobre una historia escrita por Hampton Fancher, guionista de la película original basada en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?.

En marzo de 2014 se informó que Scott dirigiría la secuela de Prometheus, tras lo cual realizaría la secuela de Blade Runner. Sin embargo, el 26 de agosto de 2014 confirmó en una entrevista para Entertainment Weekly que ya tenía escritas ambas películas. El director habló a su vez sobre The Martian, su siguiente proyecto, tras el cual dirigiría la secuela de Blade Runner y no la de Prometheus, invirtiendo el orden de realización. Sin embargo, el 25 de noviembre de 2014 declaró que no dirigiría la segunda parte de Blade Runner, anunciando que solo sería el productor ejecutivo y confirmando a Harrison Ford en el reparto. El 17 de abril de 2015 se informó que Ryan Gosling protagonizaría la secuela de Blade Runner junto a Harrison Ford, dirigiendo finalmente la película el canadiense Denis Villeneuve.

 

El 17 de noviembre de 2015, Scott realizó un adelanto del comienzo de la secuela en el AFI de Los Ángeles, confirmándose el inicio del rodaje en el verano de 2016:

Decidimos arrancar la película con el principio que pensamos para el original. Siempre nos ha encantado la idea de un universo distópico, y comenzamos en lo que yo llamo una ‘granja fábrica’, lo que sería un terreno llano y cultivado. Wyoming. Llano, sin colinas: puedes verlo todo a 20 millas de distancia. Nada de vallados, sólo tierra arada y seca. La cámara gira y ves un árbol enorme, que está muerto pero sostenido y mantenido con vida por alambres que lo sujetan. Es un poco como en Las uvas de la ira. Junto al árbol hay una cabaña blanca tradicional, al estilo de Las uvas de la ira, con un porche. Y más allá, a una distancia de dos millas, al anochecer, está esa cosechadora enorme fertilizando el suelo. Tiene 16 faros, y es cuatro veces más grande que la cabaña. Entonces, un spinner llega volando y levantando polvo. Mientras ladra un perro, por supuesto, un tío sale y allí está Rick Deckard. Entra en la cabaña, abre la puerta, se sienta, huele el estofado, se sienta y espera a que llegue un tío. El tío le ha visto llegar, así que aparca la cosechadora (que le saca tres pisos de altura a la casa) y baja por una escalera. Es un tío grande. Entra por la ventana y se pone al lado de Harrison. El maderamen de la casa cruje: ese tío debe pesar 160 kilos por lo menos. Y no voy a decir nada más: tendréis que ver la película.

Warner Bros. Pictures, al igual que hiciera con la original, será la encargada de los derechos de distribución tanto en Estados Unidos como en Canadá. Sin embargo, según el acuerdo con la productora Alcon Entertainment, será Sony Pictures la encargada de los derechos de distribución internacional. Fue precisamente Sony la que anunció el inicio del rodaje en julio de 2016, momento en el que se empezó a filmar la fotografía principal a cargo de Roger Deakins.

A finales de mayo de 2016, Ryan Gosling reveló que la película no sería una secuela sino una extensión de la original, idea que reiteraría el propio director a principios de diciembre, añadiendo que por respeto a la audiencia mantendrá también el misterio referente a si Rick Deckard es o no un replicante. A su vez, tanto Entertainment Weekly como Sony Pictures mostraron en exclusiva las primeras imágenes conceptuales de la película. Villeneuve confirmó su localización principal nuevamente en Los Ángeles, en este caso convertida en una megalópolis que se extiende por toda la Costa Oeste de los Estados Unidos, bajo un clima absolutamente destruido.

El 1 de abril de 2016, Warner informó que la actriz Robin Wright se encontraba en plenas negociaciones para unirse al reparto, confirmándose a su vez la incorporación del actor Dave Bautista.

Posteriormente, Alcon confirmó en un comunicado que la actriz cubana Ana de Armas intervendría en la secuela de Blade Runner, añadiéndose como protagonistas femeninas la actriz y modelo holandesa Sylvia Hoeks, la actriz suiza Carla Juri y la actriz canadiense Mackenzie Davis.

El 29 de junio se anunció que el actor somalí Barkhad Abdi se unía al reparto. A mediados de julio, y de acuerdo con un comunicado de prensa, la producción integró además al actor David Dastmalchian y a la actriz Hiam Abbass para interpretar papeles no revelados y que se presuponen secundarios debido a que en ese momento estaban realizando la fotografía principal.

A finales de julio, el actor Lennie James se sumó al reparto y, según anunció The Wrap el 19 de agosto, Jared Leto también estaría en la secuela y la fotografía principal comenzó en julio de 2016 y, a partir de septiembre de 2016, ha sido rodada en Budapest (Hungría). El 25 de agosto de 2016, un trabajador de la construcción murió mientras desmontaba uno de los sets de la película en Origo Studios. El rodaje finalizó en Hungría en noviembre de 2016.

La edición de Blade Runner 2049 tuvo lugar en Los Ángeles y comenzó en diciembre de 2016.

Sinopsis

Treinta años tras los eventos de la primera película, un nuevo blade runner, el oficial K del departamento de policía de Los Ángeles (Ryan Gosling), saca a la luz un secreto oculto que tiene el potencial de conducir lo que queda de la sociedad al caos. El descubrimiento de K le lleva a una búsqueda para encontrar a Rick Deckard (Harrison Ford), antiguo blade runner del departamento de policía de Los Ángeles que lleva desaparecido desde hace 30 años.

Comentarios

Comentarios