Guerra mundial Z, cuando Brad Pitt conoció a Max Brooks

el

Guerra mundial Z (en inglés World War Z) es una película estadounidense dirigida por Marc Forster y protagonizada por Brad Pitt. Está basada en la novela homónima, de Max Brooks . Se filmó en Malta, Londres, Budapest y Escocia.

NOTA SPAINWARS: 6,5

En 2006 las productoras Paramount Pictures y Plan B Entertainment se hicieron con los derechos de la novela, superando la oferta de la productora de Leonardo DiCaprio, Appian Way. Un año después, Michael Straczynsky recibió el encargo de escribir el guion y definió la película como un thriller similar a Todos los hombres del presidente (1976), Los hijos de los hombres (2006) y la saga de Jason Bourne.

El guion no fue aceptado y en el año 2009, contrataron al guionista Matthew Michael Carnahan, hermano del director Joe Carnahan para reescribir la historia. Un año después, Variety confirmó que el último guion se encontraba solo a la espera de la luz verde por parte del estudio. El 16 de junio de 2011 se confirmó que Brad Pitt se encontraba en Malta rodando la película y que habría escenas rodadas en el Reino Unido y Hungría. El 6 de noviembre de 2012 se lanzó un adelanto del primer tráiler de la película.

Originalmente la película se iba a estrenar el 3 de agosto de 2012, pero debido a varios problemas durante el rodaje su estreno se postergó hasta el 20 de junio de 2013, especialmente por las constantes revisiones del guion y las diferencias creativas entre el director y los productores, quienes definían la parte final del guion como incongruente y carente de sentido, lo que obligó al director a volver a rodar la película desde el tercer acto e incluso cambiando el verdadero final que incluía una épica batalla en la ciudad de Moscú, que se definía como la primera gran ofensiva contra los muertos vivientes, y relegando el papel de Matthew Fox a apenas dos líneas, cuando originalmente iba a tener un papel que se definía como una especie de villano.

Max Brooks

Brooks ha seguido los pasos de su padre creando parodias en forma literaria. Desde 2000 a 2003, fue miembro del equipo de guionistas del programa de televisión estadounidense Saturday Night Live. También ha trabajado ocasionalmente como actor en películas y series de televisión y ha puesto su voz en series de dibujos animados.

Es autor de “Zombi – Guía de supervivencia”, publicada en el año 2003. El libro explica detalladamente cómo sobrevivir a un apocalipsis zombie. explicando desde qué es un zombi hasta cómo defenderse de uno y mantenerse a salvo.

El segundo libro de Brooks es “Guerra mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi”, novela que se ocupa de la supuesta guerra entre humanos y muertos vivientes por todo el planeta. El libro fue publicado en inglés el 12 de septiembre de 2006 y el 21 de junio de 2013 se estrenó la adaptación cinematográfica con título homónimo dirigida por Marc Forster, protagonizada por Brad Pitt y distribuida por Paramount Pictures. El recibimiento de la película por parte de la crítica fue muy diverso, buena parte de sus críticas fueron negativas y se centraron en las pocas similitudes existentes entre el libro y la película, aunque esto no evitó su éxito en taquilla, donde World War Z recaudó más de 540 millones de dólares.

La Película

Gerry Lane, antiguo trabajador de Naciones Unidas, está en el coche con su familia cuando de repente se desata el caos en la ciudad. Entonces recibe una llamada su antiguo amigo y actual secretario general adjunto de la ONU. Este le pide que vuelva a colaborar con la ONU. A cambio les ofrece evacuarlos en helicóptero.

Gerry su mujer, sus dos hijas y un niño llamado Tomás son llevados a un buque, situado a 300 Km de la costa de Nueva York, donde un equipo de científicos, médicos, profesores y militares está analizando el alcance de la epidemia en todo el mundo. Un virólogo de la Universidad de Harvard, el doctor Fassbach, sostiene que la plaga es un virus, cuyo origen debe ser encontrado para desarrollar una vacuna. Debido a su experiencia como exinvestigador de la ONU, Gerry tiene la tarea de ayudar a Fassbach a encontrar la fuente del brote.

Gerry viaja a una base militar de Corea del Sur con Fassbach y un equipo SEAL de escolta, son atacados y Fassbach muere. Gunter Haffner, un exagente de la CIA encarcelado por traición ya que facilitó una venta de armamento ilegal a Corea del Norte, le dice a Gerry que debe ir a Jerusalén, donde el Mossad israelí junto al gobierno de ese país estableció una zona de seguridad justo antes del brote de la epidemia, lo que implica que Israel podría haber tenido conocimiento previo.

En Jerusalén, Gerry conoce a Jurgen Warmbrunn, agente del Mossad, quien le explica que meses antes esa agencia interceptó las comunicaciones de un general del ejército de la India, quien afirmó que las tropas de ese país luchaban contra los rakshasas (‘caníbales’). Con este conocimiento y el uso de una política conocida como la «Regla del décimo hombre», el país se pone en cuarentena dentro de un muro. Pero entonces algunos infectados logran saltarlo.

Jutgen ordena a varios de sus soldados a que escolten a Gerry hasta el aeropuerto, durante el caos, Gerry se da cuenta de que varios civiles son completamente ignorados por los zombis, como un anciano y un joven con cáncer. Con mucha suerte Gerry y su escolta Segen logran subir a un avión de aerolínea Bielorrusa.

Durante el vuelo Gerry contacta a Thierry y le explica que él tiene una hipótesis sobre el comportamiento del virus y le pide ayuda para encontrar el centro de investigación de armas bacteriológicas más cercano, que resulta estar en Cardiff (Gales). En el avión se ha colado un zombi, el pasaje comienza a infectarse y hay un aterrizaje de emergencia.

Segen y Gerry logran llegar bastante maltrechos al centro de investigación de Cardiff. Gerry revela su hipótesis: que el infectado no muerde a las personas que están gravemente heridas, con enfermedades graves o enfermos terminales, ya que serían inadecuados como anfitriones.

Al final, Gerry vuela a Freeport (Nueva Escocia), mientras que se crea una vacuna derivada de patógenos mortales para distribuirla. La vacuna tiene éxito en gran parte del mundo.

Comentarios

Comentarios