Estrella Terraformadora de Vandal

La corporación Rosak contrató al terraformador Ian Vashir para dirigir su costoso y secreto proyecto de terraformar el desolado mundo de Vandal.

En órbita de Vandal, la colosal estrella terraformadora, era una enorme estación de anillos construida alrededor de una esfera de dos klicks de ancho, con más de setenta y ocho millones de metros cúbicos de espacio de fabricación y almacenamiento en su interior. Los tres anillos rotativos que rodeaban la esfera tenían espacio suficiente para quince mil trabajadores y sus familias.

La parte superior de la esfera estaba adornada con media docena de dársenas de atraque y astilleros de construcción masiva que parecían tener la capacidad de rasgar un carguero pesado por la mitad. La parte inferior de la esfera tenía una proyección bulbosa de cien metros de diámetro, que contenía un reactor de fusión similar al de los grandes destructores insignia de la flota de la Armada de la Alianza y un sistema de propulsión propio. Cada compartimento dentro de los anillos macizos se constituía sobre un sistema giratorio que permitía a las cámaras reorientar la gravedad cuando los anillos dejaban de girar y desplazarse de forma pesada, aunque efectiva.

Era evidente que había sido diseñada para ser reutilizada y no sólo para terraformar mundos enteros, sino para construir toda clase de astronaves y otros productos manufacturados. Era en cualquier caso, el germen de una futura civilización humana a punto de florecer. Un sueño de precio astronómico, datado de defensas avanzadas, con grandes sistemas de misiles, torpedos y cañones láser pesados de última generación y todo aquel mundo orbital macizo, metálico y gris, era de Vashir.

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: