Era de la Revelación

> HISTORIA ESTELAR

Las Revelaciones

912 DE

Isabella Kheb, comandante de la Sociedad Interestelar Geográfica, se encontraba explorando más allá del sistema habitable 33, el sistema Taoth, también conocido como frontera final. Bajo soberanía de la Federación Colonial.

Tras un año de exploración Isabella halló un planeta en el sistema Dakara, que emitía unas lecturas electromagnéticas insólitas. Puso rumbo a dicho mundo, encontrando un mundo rocoso de climatología hostil.

Acompañada de varios androides de exploración Isabella localizó varias estructuras de metal ennegrecido y semienterradas de origen alienígena. Se trataba de la primera prueba de vida alienígena.

Los restos de accidente, en el que dos naves extraterrestres se parecían indicar una batalla, indicaban una civilización muy avanzada.

913 DE

La Corporación Sandor patenta los sistemas holomatriz, una nueva tecnología que permite trasportar y manejar grandes cantidades de información. Estos artefactos tienen forma de prisma de cuarzo o cristal, de diferentes tamaños y formas, y pueden codificarse con algoritmo genético de lectura. Pudiendo también guardar y proyectar escenas holográficas.

Con el tiempo los holomatriz adquieren múltiples formas y configuraciones, así como funciones, convirtiéndose rápidamente en un instrumento universal, para el manejo de comunicaciones y datos.

915 – 960 DE

Ante la gran noticia, las tensiones entre los estados se acrecentaron. Inicialmente la Federación pidió la soberanía, por la proximidad del sistema Taoth al punto de encuentro. Pero la oposición del resto de facciones impide que esto ocurra y se cede a El Pacto la soberanía exclusiva del lugar.

Se inician los trabajos arqueológicos y la construcción de una gran base en torno al yacimiento arqueológico, liderada por Isabella.

Durante los trabajos es prácticamente imposible descifrar la tecnología alienígena, que parecía manejar sus naves sin necesidad de consolas, siendo todas las paredes dentro de los artefactos lisas, negras y brillantes. Tras varios años de estudios científicos, el furor inicial se va borrando y la inversión en el proyecto disminuye dramáticamente.

Isabella tiene un accidente en las cercanías de la excavación, donde junto a un androide localiza un artefacto alienígena. Tras manipularlo Isabella cae al suelo inconsciente y el artefacto se disuelve.

Un mes después Isabella sale del coma, en un estado de conciencia alterado. Isabella puede interactuar con los mecanismos alienígenas aunque no revela apenas información a sus compañeros.

Isabella rebela a los científicos de El Pacto que la civilización que construyó los artefactos se llamaba así misma Exo y que habitaron Exodus, más de un millón de años antes de la llegada de la raza humana. Aunque no aclaró si esta raza se había extinguido.

Tras tocar un panel de una de las dos astronaves alienígenas, con solamente tocarlo, se reveló sobre el metal negro un mapa de líneas luminosas con signos jeroglíficos que revelaba la posición de distintos sistemas estelares. Este hecho únicamente duro unos breves segundos, suficientes para que Isabella tomase la información que necesitaba y se marchará sin dar más explicaciones. Algunos científicos del Pacto memorizaron varias posiciones, que más tarde se identificarían con los sistemas inexplorados Jove y Antara.  Pero indicando posiciones no de planetas, sino lugares en el espacio vacío en estos sistemas.

Mientras se desconocía el paradero de Isabella, fueron enviadas varias misiones científicas a Jove y Antara para determinar que había en esas posiciones. No volviendo ninguna de ellas.

Finalmente, el Pacto optó por pedir ayuda militar a las facciones y una flota militar conjunta fue enviada a las posiciones donde desaparecieron las flotas científicas.

Lo que los destructores de Mordus, la Federación y la Liga encontraron, fueron estaciones espaciales en órbitas erráticas, de configuración y apariencia similar a las naves estrelladas en Dakara. Pero cuando la flota trató de aproximarse descubrió que no podía, puesto que un ejército de androides de manufactura Exo salió a su encuentro. Destruyendo prácticamente a toda la flota con una tecnología militar de rayos de energía desconocida, para la que ni los escudos, ni los casos de las astronaves humanas estaban preparadas. Un solo impacto bastaba para destruir cualquier nave alcanzada.

Finalmente, se determinó que los drones Exo, estaban ahí para proteger lo que se vino a llamar Tumbas Estelares. Quizás los últimos vestigios funcionales de la tecnología perteneciente a la extinta raza Exo.

Con un acuerdo firmado por las 4 facciones, se prohíbe so pena de muerte, que cualquier astronave penetrara en estos sistemas. Aunque todos eran conscientes de que aún debía existir más de veinte de estos enclaves repartidos por la galaxia, aún pendientes de ser descubiertos.

Durante los siguientes años, la tentación llevó a muchos a perecer en vanos intentos de enriquecerse a costa de descubrir los secretos de las Tumbas Estelares, pero por lo general, casi todas las naves de exploración terminaban por correr la misma suerte que sus predecesores. La persecución de los drones Exo siempre concluía cuando la astronave infractora salía del sistema estelar en cuestión. Algo que sorprendió mucho a la comunidad científica del Pacto, y por lo que se llegó al convencimiento de que únicamente era un mecanismo de defensa.

Si una fuerza así se decidía a atacar alguna vez. La raza humana sería borrada de la faz del universo, por un enemigo aún peor que el legendario Axia.

La Conjura Mutante

961 – 983 DE

Lux Koth es un clon y Maestro de Maná de Mordus, es expulsado de la Ciudadela por sus prácticas reprobables. Se sirve tanto de seres mecánicos como de inteligencia artificial o mezcla de ADN prohibidas en sus experimentos. Este comportamiento aberrante le vale el exilio.

Lux Koth gana cierta fama como médico y con ello una fortuna, que le vale para ganar gran fama.

Finalmente, Lux se establece en un asteroide secreto en el sistema Dakara llamado Musafar, este asteroide irá creciendo en importancia conforme se incrementan los partidarios de Lux Koth.

Entre tanto, el equipo científico de El Pacto, descubre un depósito en el interior de las astronaves alienígenas, este depósito contiene restos algunos pequeños restos óseos de los Exo. La noticia se hace popular rápidamente y los restos, se preparan para ser enviados a Valindor.

Utta Lumat, un Maestro Asesino andalore es contratado por Lux Koth para interceptar el trasporte en las postrimerías del sistema Valindor.

Utta ataca al trasporte desarmado de El Pacto, destruye sus propulsores y lo asalta, matando a toda la tripulación y robando la mercancía, que más tarde entrega a Lux.

Lux usará la materia ósea Exo para completar sus experimentos y crear un primer clon mezcla humano- Exo. Usando esclavos capturados por Utta Lumat para él.

Tras muchos fracasos y muertes, Lux Koth consigue un espécimen estable, más cercano a un animal que aun humano. Un ser aberrante, hermafrodita provisto de una piel oscura y acerada inmune a las armas de proyectiles y láser, así como garras y una agilidad y velocidad pasmosas.

Las siguientes versiones del engendró serían llamados exorkun o macrocéfalos. Ampliando su cavidad craneal en pico y su boca, exageradamente grande y provista de colmillos irregulares y afilados y una piel escamosa, dura y negra. Un arma de matar perfecta, desprovista de voluntad y controlados por emisores sónicos codificados genéticamente para servir a Lux Koth.

La Guerra Colectivista

984 DE

Ulma Sang, la luna habitable de Taoth, es atacada sin previo aviso. En órbita, una pequeña nave andalore de Utta Lumat, trasportando al infame Lux Koth. Entre tanto y en tierra, varias docenas de cápsulas con de exorkun son lanzadas a la superficie. En cuestión de pocas horas, dos docenas de exorkun atacaron los dos enclaves habitados de la luna, exterminando a la totalidad de la población y creando nidos.

Tras el aviso desesperado de Ulma Sang a Taoth, la base federal envió una fragata de combate y un escuadrón de tropas armadas. Sin embargo, al desembarcar en Ulma Sang, los exorkun, les dieron caza y aniquilaron con suma facilidad.

Lux Koth, lanza un mensaje a Taoth, reclamando la soberanía de la luna. Pero en lugar de quedarse se marcha.

Pocas semanas después, una flota federal bombardea la luna y acaba con los exorkun, pero el ataque convierte la luna en inhabitable.

Lux Koth es declarado criminal de guerra y se pone precio a su cabeza. Sin embargo, el temor a un nuevo ataque de los exorkun, es una amenaza demasiado grave, como para que las naciones humanas no se preparen.

En las siguientes semanas la masacre de Ulma Sang, se repite en diversas ocasiones en diferentes enclaves de la Federación, la Liga y el Mordus.

985 DE

Isabella Kheb, aparece en Jofan, un sistema menor, cerca del sistema Corran.

Jofan es una comunidad agrícola y cuando Isabella aterriza es recogida por las fuerzas de seguridad locales que no tienen forma de identificarla.

Isabella se hace pasar por una refugiada del conflicto Taoth y es admitida en la comunidad, aunque con reservas.

Pocos meses después, Isabella se da cuenta de que está embarazada. Isabella entrega a su familia de acogida un cubo de metal sellado con su marca genética y les pide que lo guarden. Meses después, durante el parto muere, dando a luz dos hijos gemelos, que son adoptados por la familia.

Los niños no parecen presentar ningún defecto genético, y los granjeros de Jofan, tras enterrar Isabella, los deciden adoptar y los llama Jorah Kheb y Jonah Kheb.

996 DE

Un grupo de Andalore renegados y de Maestros de Maná heréticos se une a la causa terrorista de Lux Koth y Utta Lumat, con el objetivo de crear su propio estado independiente y teocrático.

El grupo terrorista acuña el nombre El Colectivo y sus seguidores los Colectivistas.

997 DE

Usando de mediador a El Pacto, los Colectivistas presentan sus demandas a los cuatro estados y exigen uno de los 33 mundos habitables, para ser gobernado por ellos de forma independiente al Mordus, La Liga, La Federación o el Pacto.

Las diferencias entre los 3 estados beligerantes, hacen que nadie se ponga de acuerdo y los avisos de El Colectivo no son escuchados.

998 DE

Se repiten los ataques Colectivistas en diferentes puntos del universo conocido; bases militares o científicas, bases mineras, asentamientos en asteroides o lunas, todos son ataques cometidos por fuerzas exorkun y todas terminan con el mismo final que Ulma Sang.

999 DE

Se crea la Alianza de Mundos, un acuerdo militar temporal entre El Mordus, La Liga y la Federación para preparase para futuros ataques colectivistas. Se funda el Cuartel General de la Alianza en Corran.

1000 DE

A pesar del voto contrarío del Mordus, la Alianza firma un acuerdo con Industrias Tyrell para la creación de un gran ejército de Androides de Combate, denominados Unidades de Batalla X, o simplemente X, que tendrán muchas evoluciones posteriores.

Por su parte la corporación Sandor fabricará las primeras unidades Exoarmor, basadas en los descubrimientos de El Pacto en Dakara, con el fin de crear armaduras de combate mucho más resistentes para los combatientes clones del Mordus.

Junto con las mejoras de infantería, se creará la primera gran flota a cargo de los impuestos que la Alianza tributará en toda la alianza.

1001 DE

Traidores de la corporación Sandor se suman a las fuerzas del Colectivo, proveyendo de astronaves y tecnología a la organización.

1002 – 1003 DE

Cinco ataques terroristas del Colectivo destruyen varios asteroides colonia en mundos de la Liga.

1004 DE

Tras cumplir la mayoría de edad, Jorah Kheb y Jonah Kheb, reciben el legado de su madre Isabella. En el interior de las cajas aparece una especie de colgante de metal oscuro, representando un Sol Negro. Este colgante se divide en dos piezas y son entregadas a cada uno de los herederos.

Igualmente y en el interior de la caja hay dos empuñaduras de metal negro de Exo, a modo de cilindro. Cuando Jorah y Jonah los toman, las empuñaduras estas podían extenderse a voluntad, en longitud hasta alcanzar los 180 centímetros. Emitiendo un sonido chirriante característico, tanto al extenderse como al tocar otros objetivos. Estas armas, fueron conocidas más tarde como bastones Exo o exobastones. 

Exactamente del mismo metal, cada empuñadura se liga a su dueño y ya no reconocerá otra persona, quedando en su tamaño de origen si es usada por otro individuo.  El metal Exo, puede cortar casi cualquier material cuando es empuñado por su dueño, así como atraer y cargarse con la energía de armas láser o de proyectiles, haciendo a su portador casi invulnerable a los ataques de armas tradicionales.

Mediante el uso de la meditación, Jorah y Jonah, parecían poder aprender de forma autodidacta el uso del arma y los movimientos marciales que acompañaban a su uso. En una comunidad rural tranquila y apartada, su uso se mantuvo en secreto y ambos portaron sus respectivas empuñaduras al cinto.

1005 DE

La primera gran batalla de la Alianza contra los exorkun del Colectivo tendrá lugar en una de las lunas mineras de Geras. Muy cerca de la capital de la Federación Colonial, y no con resultados del todo favorables.

1006-1010 DE

Se suceden diferentes batallas terrestres y estelares entre las fuerzas del Colectivo y la Alianza, con resultados desiguales, muchas colonias menores sucumben bajo el fuego de los bombardeos orbitales.

1011 DE

Ante los pocos avances en la guerra contra el Colectivo, la Alianza alcanza un acuerdo con los Andalore; Los Andalore se suman a la guerra contra el Colectivo a cambio de libre tránsito por los territorios gestionados por la Alianza, licencia para gestionar acuerdos comerciales, así como suministros para poder armar a sus soldados con Exoarmor de última generación.

Los Andalore, que ya se tatúan tres rallas horizontales encima en la frente, pintan sus exoarmor con colores estridentes y el símbolo de la mano abierta. El símbolo guerrero de los clanes andalore.

Los Maestros Asesinos Andalore se sitúan como caóticas tropas de vanguardia en los asaltos terrestres de la Alianza, en las zonas infectadas de exorkun. Dando a la Alianza algunas victorias y un poco más de avances…, aunque por el momento, insuficientes.

1012 DE

Astronaves del Colectivo se sitúan en órbita de Jofan y tal y como ya se había hecho en otras docenas de mundos, lanzan capsulas con exorkun para infectar el planeta y sembrar la destrucción y la muerte.

Gran parte del planeta es diezmado, pero cuando los exorkun rodean la ciudad de Jorah y Jonah, se encuentran con dos hombres que pueden presentirlos, al compartir parte de la carga genética Exo, que portan las alimañas antinaturales exorkun.

Aún es de noche, cuando manadas de exorkun rodean la entrada de la ciudad meridional de los hijos de Isabella, y ante la atónita mirada de una población aterrorizada, Jonah y Jorah toman sus bastones Exo y comienzan a luchar solos contra los exorkun. El evento es grabado y retransmitido vía hiperhonda por sus conciudadanos.

Cuando los primeros Andalore de la Alianza y las tropas Androide X aterrizan en Jofan, quedan boquiabiertos. Jonah y Jorah, han terminado con todos los exorkun insertados en el planeta.  Pues las alimañas, al verse en peligro, llamaban a sus hermanos usando un potente sistema de comunicación por ultrasonido. Congregándose a lo largo de horas miles de estas criaturas frente a los dos guerreros.

1013 DE

Los delegados del Mordus en la Alianza, piden la sangre de Jonah Kheb y Jorah Kheb, para crear clones capaces de imitar su fuerza y la capacidad de manipular artefactos Exo. Pero tras un tiempo los Maestros se consideran incapaces de localizar los genes y mucho menos de duplicarlos. Nadie puede explicar el poder de los hermanos, Es en este el momento cuando se descubre que ambos, son los hijos gemelos de la exploradora desaparecida Isabella Kheb y la locura por ellos crece en toda la Galaxia conocida.

Finalmente, la Alianza pide a ambos que colaboren en la guerra y tras un tiempo de reflexión Jorah accede, pero Jonah prefiere mantenerse en Jofan y cuidar de su pueblo. La población se encuentra muy mermada y Jonah se casa con varias mujeres, con los que más tarde concibe decenas de hijos.

Entre tanto, Jorah se convierte en general de la Alianza, toma ropas negras y un Exoarmor del mismo color y se lanza a la lucha en diferentes mundos, liderando a tropas androides, clones de Mordus y andalore.

1013 – 1020 DE

Durante casi una década, el general Jorah Kheb lidera a las tropas de la Alianza en su guerra contra el Colectivo, diezmando sus fuerzas y recuperando mundos enteros, sin necesidad de realizar bombardeos orbitales.

1021 DE

Nadie puede oponerse a la voluntad del general Jorah y en el último año de la guerra, la flota de la Alianza consigue llegar a Musafar y atacar la base del Colectivo liderado por Utta Lumat, un Maestro Asesino y Lux Koth Maestro de Maná renegado.

Tras una gran batalla el propio Jonah desembarca en Musafar y mata a Lux Koth, que le aguardaba defendido por centenares de exorkun. Sin embargo, Utta Lumat consigue escapar en una pequeña y veloz astronave, llevándose las últimas muestras base, necesarias para una futura regeneración de la terrible especie de los exorkun. Se dice que Utta Lumat marchó a una ubicación desconocida del espacio conocido.

La guerra se da por concluida con el bombardeo orbital a Musafar y la destrucción de toda la tecnología de Lux Koth y la ejecución de sus seguidores.

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: