El nombre del viento de Patrick Rothfuss

el

El nombre del viento. Crónica del asesino de reyes: primer día (título original: The Name of the Wind. The Kingkiller Chronicle: Day One) es una novela de fantasía épica, perteneciente a la serie Crónica del Asesino de Reyes, escrita por Patrick Rothfuss, escritor estadounidense y profesor adjunto de lengua y filología inglesa en la Universidad de Wisconsin. Fue publicada por primera vez en Estados Unidos en 2007 y en mayo del 2009 en España. Ha vendido un total de ochocientos mil libros.

Es la primera novela de Patrick Rothfuss. La crítica de su país ha equiparado su obra con la de grandes escritores fantásticos como J. R. R. Tolkien, Ursula K. Le Guin, Robert Jordan y George R. R. Martin, pero destacando su originalidad.​ La novela cuenta la historia de Kvothe, un personaje legendario que, tras años retirado, accede a contar a un escribano los verdaderos motivos por los que se convirtió en leyenda. Tras el éxito de esta primera novela, su secuela, El temor de un hombre sabio llegó en 2011.

La Historia

La obra se desarrolla en un mundo fantástico y narra la historia de Kvothe (pronunciado “cuouz”),​ arcanista, asesino, enamorado, músico, estudiante y aventurero; y de cómo se convirtió en un personaje legendario. Usando el nombre de Kote para ocultar su verdadera identidad, regenta una apartada posada llamada Roca de Guía acompañado de su discípulo Bast. Un día les visita Devan Lochees, un autor conocido como “Cronista” interesado en escribir las biografías de las figuras más importantes de su tiempo, quien intenta convencerle para que revele su verdadera historia. Kvothe finalmente accede, con la condición de hacerlo en tres días.
El nombre del viento, el primer libro de la trilogía Crónica del asesino de reyes, constituye el día uno de esta narración. La historia de Kvothe comienza en los años de su infancia como miembro de una familia de artistas itinerantes, los Edena Ruh, formada por músicos, actores, acróbatas y juglares. En este ambiente crece convirtiéndose en un niño prodigio para la música y los cuentos, alegre y diplomático. Un día, viajando con su familia para una función, conoce al arcanista Abenthy, al que invita a unirse a su troupe después de oírle pronunciar una magia imposible: el nombre del viento. Abenthy descubre en Kvothe un talento natural y decide convertirse en su primer maestro. Kvothe sin duda tiene algo más que simple talento natural y su aprendizaje avanza a una velocidad inesperada, pero un día Abenthany (o Ben, como lo llama Kvothe) debe dejar la troupe, interrumpiéndose así la educación de Kvothe. Poco tiempo después la troupe es asesinada por los Chandrian, unos seres legendarios de pesadilla, quienes actúan sin motivos aparentes.

“He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.”

Tras una serie de acontecimientos y retos, Kvothe viaja a la Universidad, un prestigioso centro de educación mágica que solo puede permitirse la gente con dinero y poder. A pesar de las dificultades económicas que atraviesa, el protagonista logra hacerse un hueco en la Universidad gracias a sus grandes dotes, donde pretende estudiar para convertirse en arcanista. Aunque llega a ser un estudiante destacado debido a su talento mágico, Kvothe destacará sobre todo por sus habilidades con el laúd, como corresponde a los Edena Ruh. Gracias a la música, Kvothe consigue parte del dinero que necesita para pagar la Universidad y se hace amigo de la joven Denna en la posada en la que toca. Junto a ella visita una granja que fue atacada durante una boda, pues sospecha que los mismos Chandrian que asesinaron a sus padres podrían estar detrás del suceso. Sin embargo, ambos acabarán encontrándose con un dragón y sin ninguna pista que los conduzca a los Chandrian.

De vuelta a la posada, el primer día de la narración acaba de forma abrupta cuando un mercenario, aparentemente poseído por un demonio, ataca a los clientes. Una vez que el mercenario es asesinado, Bast acude a Cronista con la espera de que él pueda acabar con la apatía de Kvothe si se centra en los aspectos más heroicos de su historia.

Comentarios

Comentarios