El Castillo de Zafra escenario de la Torre de la Alegría

el

Después del Saqueo de Desembarco del Rey y de la llegada del ejército rebelde a la capital de los Siete Reinos, Tywin Lannister presentó los cadáveres de la esposa y los hijos del príncipe Rhaegar Targaryen ante el nuevo rey, Robert Baratheon.

El salvajismo del acto suscitó una pelea entre Robert y Eddard Stark, quien dejó la ciudad y marchó al sur para terminar con el Asedio de Bastión de Tormentas. Tras ello, Eddard y seis acompañantes se dirigieron a la Torre de la Alegría en Dorne para rescatar a su hermana Lyanna Stark, quien había sido supuestamente secuestrada por el príncipe Rhaegar.

El castillo de Zafra aparece como escenario de la Sexta Temporada de la serie. Es un castillo del siglo XII situado en el municipio de Campillo de Dueñas, en Guadalajara, España. Es un claro ejemplo de castillo roquero que destaca por su emplazamiento en una zona de escarpada orografía en el que destaca la torre del homenaje edificada sobre lo alto del farallón rocoso. Se encuentra bajo la protección del estado general de la Orden de 22 de abril de 1949, y la Ley N º 16/1985 del Patrimonio Histórico Español y solo puede visitarse su exterior.

Parcialmente restaurado, encontraremos parte de los muros que conformaron su muralla, almenada, y reforzada con torres en sus esquinas. En el patio de armas se conserva el aljibe, y la torre del homenaje presenta una puerta gótica de arco apuntado. Su interior dispone una escalera de caracol que permite acceder a la terraza superior.

Dado que aparece citado en el primer Fuero de Molina, otorgado por Don Manrique de Lara, se le supone un origen de fortaleza árabe. Durante los tiempos del rey Fernando III el Santo, el tercer señor de Molina, Gonzalo Pérez de Lara, rebelado contra el monarca, se refugió en él. Dada la inexpugnabilidad del castillo, hubieron de pactar la Concordia de Zafra, por la cual la actual Molina de Aragón pasaría a formar parte de la corona de Castilla a la muerte de Don Gonzalo, perdiendo su condición de independiente.

El castillo de Zafra es un castillo del siglo XII situado en el municipio de Campillo de Dueñas, en Guadalajara, España. Es un claro ejemplo de castillo roquero que destaca por su emplazamiento en una zona de escarpada orografía en el que destaca la torre del homenaje edificada sobre lo alto del farallón rocoso. Se encuentra bajo la protección del estado general de la Orden de 22 de abril de 1949, y la Ley N º 16/1985 del Patrimonio Histórico Español y solo puede visitarse su exterior.

Un enigma para los historiadores es el espacio delimitado por las murallas de la fortaleza, que apenas deja sitio para depósitos de armas o almacenes de víveres. Se baraja la hipótesis de que existieron grandes cuevas excavadas en la roca sobre la que se asienta.

La Torre de la Alegría

Al llegar a la Torre de la Alegría, Eddard Stark y sus acompañantes, Howland Reed, Willam Dustin, Ethan Glover, Martyn Cassel, Theo Wull y Mark Ryswell, se enfrentaron a tres miembros de la Guardia Real que guardaban a Lyanna, Ser Arthur Dayne, Ser Oswell Whent y el Lord Comandante Gerold Hightower.

“—Os busqué en el Tridente —les dijo Ned.
—No estábamos allí —replicó Ser Gerold.
—De haber estado el Usurpador lloraría lágrimas de sangre —dijo Ser Oswell.
—Cuando cayó Desembarco del Rey, Ser Jaime mató a vuestro rey con una espada dorada. ¿Dónde estábais entonces?
—Muy lejos —dijo Ser Gerold—. De lo contrario Aerys seguiría ocupando el Trono de Hierro, y nuestro falso hermano ardería en los siete infiernos.
—Bajé a Bastión de Tormentas para levantar el asedio —les dijo —. Lord Tyrell y Lord Redwyne rindieron sus pendones, y todos sus caballeros se arrodillaron para jurarnos lealtad. Estaba seguro de que os encontraría entre ellos.
—No nos arrodillamos tan fácilmente —señaló Ser Arthur Dayne.
—Ser Willem Darry ha huido a Rocadragón con vuestra reina y con el príncipe Viserys. Pensé que habríais embarcado con ellos.
—Ser Willem es un hombre bueno y honesto —dijo Ser Oswell.
—Pero no pertenece a la Guardia Real —señaló Ser Gerold—. La Guardia Real no huye.
—Ni entonces ni ahora —dijo Ser Arthur. Se puso el yelmo.
—Hicimos un juramento —explicó el anciano Ser Gerold.
Los espectros de Ned se situaron junto a él, con espadas de sombras en las manos. Eran siete contra tres.
—Y esto va a empezar ahora mismo —dijo Ser Arthur Dayne, la Espada del Amanecer.
Desenvainó a Albor y la sujetó con ambas manos. La hoja era blanca como la leche, la luz hacía que pareciera tener vida.
—No —dijo Ned con voz entristecida—. Esto va a terminar ahora mismo.”

Luego del combate, Eddard Stark y Howland Reed fueron los únicos sobrevivientes. Eddard encontró a su hermana moribunda en la torre. Luego de arrancarle una promesa a su hermano, Lyanna murió. Eddard hizo derribar la torre y construir túmulos funerarios para sus acompañantes muertos en el combate. Llevó el cuerpo de su hermana de vuelta al Norte, para que fuera enterrada en las criptas de Invernalia junto a su hermano Brandon y su padre Rickard. Antes de partir, no obstante, viajó a Campoestrella y entregó a Ashara Dayne la espada de su hermano Arthur, Albor.

Luego de la ejecución de Eddard, Lord Howland Reed es ahora el único sobreviviente de la confrontación y el único testigo de lo acaecido en la Torre.

Comentarios

Comentarios